Limón

El limón es una fruta que bien podría ser imprescindible en cualquier botiquín. Con el limón se desinfectan heridas, se curan males de estómago y se frenan enfriamientos o irritación de garganta.

Sí esto hace el limón tomándolo como medida de emergencia, es fácil imaginar la de beneficios que puede aportar cuando hacemos un consumo diario. Profundizamos en las propiedades curativas de este poderoso antibiótico natural llamado limón.

El limón es utilizado en multitud de comidas y bebidas, a veces para dar sabor o solo un toque de acidez a un bistec, pescado o guiso. Pero además de su rico sabor en tartas y helados, están sus grandiosas propiedades curativas. Su gran aporte de vitaminas le convierte en un gran depurador de toxinas y un implacable bactericida.

Los aportes nutritivos del limón son vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6 , PP), la vitamina C en gran cantidad y la vitamina P..

Además, tiene minerales como el potasio, magnesio, calcio, fósforo, sodio, hierro y flúor, bastante agua y algo de fibra. Su bajo aporte calórico, 40 calorías por cada cien gramos, lo convierte en una fruta ideal para dietas hipocalóricas.